Edificios y los Compromisos Nacionales de Clima: todo lo que necesitas saber antes de la COP21

COP: Conference of the Parties o Conferencia de las Partes, el órgano supremo creado en 1994 –tras la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC o UNFCCC, por sus siglas en inglés)– con el objetivo de reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera. Este evento se lleva a cabo anualmente durante dos semanas, para examinar la aplicación de la Convención y desarrollar compromisos y soluciones en el combate al cambio climático.

Por: Shannon Hilsey, Jennifer Layke y Erin Mackres

Anticipándose a la COP21 de este año en París, 167 países ya han enviado sus planes de reducción de emisiones de manera voluntaria. Dentro de las Intended Nationallly Determined Contributions (INDCs: Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional), 46 países han identificado explícitamente a los edificios como medios para la reducción de emisiones. Mientras que éstos incluyen a países con gran cantidad de emisiones como China, Estados Unidos e India; sorpresivamente, compromisos bastante fuertes en cuestión de edificaciones se han hecho también desde países en desarrollo y no tan grandes como los tres primeros. Los compromisos hechos por países en desarrollo son clave, ya que los cambios en sus políticas y prácticas de construcción pueden ayudar a evitar un futuro bloqueo en emisiones y costos de energía, en tanto que sus ciudades continúen creciendo.

A pesar de la naturaleza prometedora de los INDCs, es posible realizar más acciones. Mientras que una trercera parte de los países hacen referencia a la eficiencia energética en edificios dentro de sus planes, sólo uno de cada diez detalla acciones concretas en el sector de las edificaciones. Considerando que los edificios representan una tercera parte del uso global de energía, más países necesitan seguir el ejemplo si queremos alcanzar nuestra meta global de clima.

Liderazgo en ámbito de la construcción

Los países que han incluido a los edificios en sus INDCs reconocen que este sector representa una oportunidad que usualmente deciden ignorar tanto en temas de desarrollo humano como en metas de clima. Japón, Yibuti, Jordania y otros, han comenzado a articular dentro de sus planes de clima cómo invertirán en edificios de alto desempeño, lo que también significa inversiones en vivienda, en el sector empresarial y en salud pública. A continuación enlistamos las diversas formas en que los países se han comprometido a incrementar su eficiencia energética en edificaciones como parte de la lucha contra el cambio climático:

  • Normas de construcción eficientes: Las políticas de construcción integrales más comunes solían ser las del desarrollo (o cambio de) construcción de energía o normas de construcción. En muchas ciudades, las normas nacionales están llevando la implementación a nivel local.
    • Muchos países se han comprometido tanto a la actualización de sus normas (como Turquía, Seychelles y Birmania[i]), como a establecer nuevas (como Granada o Cabo Verde) para ahorrar energía.
    • Naciones como Bangladesh e India, están enfocadas en normas para todas las construcciones a futuro. Jordania, por ejemplo, asegurará que todos los nuevos edificios cumplan con los estándares LEED (certificación de edificios verdes).
    • Jordania está entre los pocos países que incorporan la equidad social en sus INDCs, comprometiéndose a regular la calidad del aislamiento en la vivienda de interés social.
  • Modernizaciones en la construcción: Muchos de los INDCs incluyen planes para mejorar la eficiencia energética de los edificios existentes a través de proyectos de modernización, a menudo comenzando con los edificios públicos.
    • Yibuti planea estudiar el consumo energético de 10 edificios y mejorar la eficiencia del viejo edificio de gobierno; colocará una celda solar en la parte superior del edificio. A largo plazo, el país aspira a ampliar el proyecto a todos los edificios públicos, lo que reduce significativamente los costos de electricidad.
    • Granada declaró que llevará a cabo modernizaciones de eficiencia energética en todos los edificios de la ciudad.
  • Implementación de tecnología: La mayoría de INDCs que analizan la eficiencia energética en edificios mencionan la promoción de una o más soluciones tecnológicas, tales como la iluminación eficiente, el aislamiento térmico, la tecnología de calefacción/refrigeración inteligente, u otras tecnologías de construcción verde.
    • Lesotho se ha concentrado en eliminar gradualmente las bombillas incandescentes y ceñirse al rediseño solar pasivo en edificios.
    • Granada ha planificado para mejorar la eficiencia energética en edificios mediante intervención en la industria hotelera mediante campañas de concientización y la creación de incentivos fiscales para la adquisición de calentadores de solares de agua.
  • Soluciones operacionales/de comportamiento: La mejora de las operaciones y el cambio de la conducta de los habitantes de los edificios representan oportunidades de bajo costo para mejorar significativamente la eficiencia energética; Sin embargo, los compromisos para llevar a cabo cambios en la conducta y programas de incentivos eran menos comunes en los INDCs .
    • Japón, Lesotho y Jordania declararon que iban a llevar a cabo campañas de sensibilización a nivel nacional para fomentar un comportamiento de eficiencia energética y reducción de la demanda.
    • Jordania dio un paso más allá, mediante una casa muestra dentro del Ministerio de Energía y Recursos Minerales que muestra las prácticas de ahorro de energía tanto para el público como para profesionales en el tema.
  • Financiamiento: La identificación de fondos para cubrir los costos iniciales de construcción de mejoras en la eficiencia en edificios ha sido históricamente una importante barrera para tomar acción, en particular, en el desarrollo de los municipios.
    • Jordania fue uno de los pocos países en mencionar mecanismos financieros para proyectos de eficiencia energética. Este país detalló dentro de sus planes las maneras proporcionar fondos para escuelas, hospitales y otras instalaciones que tratarán de evaluar sus ahorros potenciales de energía; además de profundizar en cómo realizarán mejoras de capital relacionadas con la energía dentro de instalaciones y edificios públicos.
  • Información sobre energía en edificios: la mayor parte de los INDCs que analizan la eficiencia energética pasan por alto el tema de los edificios y su consumo energético (incluyendo auditorías sobre su línea base). A pesar de ser un primer paso muy necesario para que los países puedan continuar trabajando en mejorar su eficiencia energética en edificaciones incluyendo las auditorías y el establecimiento de líneas base, sólo cuatro países incluyeron acuerdos relacionados con estas auditorías.

Pasar del compromiso a la realidad

Por primera vez en la historia de la COP, los edificios tendrán su propio día en las negociaciones de la Conferencia y diversas plataformas de colaboración global serán lanzadas o expandidas durante el evento. Entre estas plataformas se encuentra la Global Alliance for Buildings an Construction, lanzada por el gobierno francés para proveer un foro global que mejore la eficiencia en edificios, así como el Building Efficiency Accelerator (BEA), un proyecto dirigido a múltiples públicos de interés con despliegue de política pública. BEA entra dentro del Sustainability For All (SEA4ALL, Sustentabilidad para Todos) el cual tiene como meta duplicar la tasa de eficiencia energética de los edificios en las ciudades de todo el mundo para el año 2030. Con los compromisos INDCs, sesiones específicas en la COP y nuevas plataformas, la eficiencia en los edificios está siendo reconocida como una parte integral en ayudar a los países y ciudades a tomar medidas para las soluciones del cambio climático en todo el mundo.

Foto: Justin A. Wilcox/Flickr

[i] El nombre oficial es República de la Unión de Myanmar, sin embargo, en español se sigue utilizando el nombre de Birmania.