El reto: sustentabilidad ambiental con justicia social

Esta entrada es parte de la serie World Resources Report (WRR) series en TheCityFix.com.

El WRR observa cómo las ciudades manejan sus oportunidades sociales y económicas, al tiempo que se estudian las zonas con concentraciones de pobreza, degradación ambiental e inequidad. Es una respuesta a los riesgos y oportunidades que presentan lugares con una rápida urbanización y que requieren la conceptualización de nuevos modelos de crecimiento: en otras palabras, un nuevo modelo de ciudad.

Hacer estas "nuevas ciudades" una realidad, requerirá de la fusión de ideas creativas e innovadoras con soluciones prácticas. El WRR se enfocará en cómo los agentes de cambio urbano pueden responder a las oportunidades que se presenten en temas como el uso de suelo, asentamientos urbanos, agua, energía y transporte, desde la perspectiva de la mitad más baja de los deciles socioeconómicos como punto de entrada para la creación de ciudades sustentables para todos. El WRR es dirigido por Victoria A. Beard.

Por: Victoria A. Beard

A pesar de no estar enfocado en la ciudad, el artículo “India atrapada en en un dilema de Cambio Climático” (en inglés), publicado en el New York Times por Eduardo Porter, me ha llevado a reflexionar en el dilema que enfrentan muchas partes del mundo que se preparan para la urbanización en las próximas décadas. Las tensiones que el autor resalta entre la sustentabilidad ambiental y la justicia social me dejan pensando, ya que son las mismas tensiones por las que el WRI Ross Centro de Ciudades Sustentables navega en la generación del nuestro próximo reporte anual sobre ciudades sustentables. Aquí expongo algunas de estas tensiones relacionadas con la ciudad.  

Población y pobreza

Se espera que la población urbana se incremente a 2 mil 500 millones de personas para el año 2050 y se estima que más de 80% de este crecimiento ocurrirá en Asia y África. Este incremento en la población urbana sucederá en países como la India. En tanto que las líneas de pobreza son imperfectas, Porter estima que aproximadamente 30% de los pobres en el mundo viven en la India. El reto está en que, a la vez que las ciudades son centros de productividad económica y crecimiento, también están bajo una tremenda presión para regular su cambiante ambiente urbano, reducir las externalidades negativas asociadas con el crecimiento y proveer servicios que satisfagan a su creciente población urbana. El cómo las ciudades lograrán esto es el meollo de nuestro reporte anual.

Sustentabilidad ambiental y justicia social

El texto de Porter no alcanza a ahondar en el mensaje de justicia social. Muchas ciudades en países desarrollados han alcanzado sus estándares de vida al explotar sus recursos naturales y, algunas veces, los provenientes de otros países (sin hacer mención del cómo la mano de obra es utilizada). Sin embargo, existe evidencia científica muy clara de que las ciudades que urbanizan siguiendo este modo de explotación intensiva de recursos, se enfilan hacia la “catástrofe climática”. Cuando hablamos de ciudades sustentables en un contexto como el de la India, la narrativa es mucho más complicada por el hecho de que sus habitantes en las urbes consumen mucha menos energía, agua y otros recursos naturales per cápita, comparados con sus contrapartes en ciudades en países desarrollados. Más allá de los argumentos de justicia social, esto significa que las ciudades en países desarrollados proveen muy pocos ejemplos útiles de desarrollo urbano sustentable.

Del dilema a la creatividad

Resolver el dilema requerirá de transformaciones que vayan más allá de los últimos avances tecnológicos. Es dentro del mismo dilema donde debemos buscar soluciones creativas y sensibles al contexto. Nuestro reporte anual hace un acercamiento sobre las mismas líneas que describe Porter como un reto, dicho acercamiento busca proteger el medio ambiente a la vez que va dirigido a las necesidades de las personas, su calidad de vida y sus aspiraciones. Su artículo provee un ejemplo en el uso de los ingresos generados por un impuesto sobre el carbono que pague por un seguro social. El reto para las ciudades es que el Reporte de WRI se dirija al uso del suelo, vivienda, agua, energía y transporte- desde la perspectiva de la mitad inferior de la distribución del ingreso como un punto de entrada para alcanzar ciudades sustentables para todos.

¿Cómo se ven las soluciones creativas desde esta perspectiva? ¿Este acercamiento en verdad solucionará el reto hacia ciudades más prósperas, sustentables e igualitarias para todos? Este es nuestro dilema y nuestro desafío.

 

*Texto publicado originalmente en TheCityFix (en inglés)

*Foto: Sthitaprajna Jena/Flickr