FRIDAY FUN: El arte que salva vidas

Cada vez son más ciudades en las que una simple caminata se puede convertir en una de las mejores experiencias artísticas que hemos vivido. Un paso peatonal convertido en el teclado de un piano o con caprichosas y coloridas figuras que nos invitan a recorrerlo una y otra vez, a tomarle fotos de todos los ángulos posibles y que, además, dignifican al que camina.

Son las cebras artísticas, iniciativas que, en su mayoría, son conformadas mediante la organización vecinal y que tienen como objetivo visibilizar la ausencia de condiciones de seguridad para caminar en las urbes.

Una de estas iniciativas es #CebrasPorLaVida, esfuerzo de la organización civil Dérive LAB que, mediante intervenciones artísticas en el espacio público lanza un reclamo por mejorar las condiciones de infraestructura y señalización, a la vez que generan conciencia hacia una cultura a favor de los peatones.

Platicamos con Francisco Paillé, cofundador y director de proyectos de Dérive Lab y Ximena Ocampo, cofundadora y directora ejecutiva de esta organización, quienes, desde la ciudad de Querétaro –en el centro del país– inciden en el cambio de paradigma hacia ciudades más amables con los que caminan.

Derive Lab

Francisco Paillé y Ximena Ocampo, cofundadores de Dérive Lab. (Foto: cortesía Dérive Lab)

 

¿Qué son las cebras artísticas?

Las intervenciones artísticas de cruces peatonales, son una idea que permite articular a la ciudadanía en un proceso simple de cuidado y mantenimiento del escenario de la calle. Bajo una convocatoria sencilla, y el acto divertido de intervenir, "pintar" un cruce peatonal, la gente aprende a participar en los procesos de cuidado de la ciudad y en los procesos burocráticos que se necesitan movilizar para que las autoridades permitan a los ciudadanos retomar el control sobre algunos detalles de la ciudad que podrían llegar a ser más humanos y divertidos como los cruces peatonales; entre muchos otros.

¿Cuál el objetivo de realizar estas acciones?

Un primer objetivo, claro está, es el de validar al peatón y caminante, como un sujeto lleno de vida y de color, un sujeto valioso y válido en la utilización de la calle como escenario público.

Otro objetivo claro, es el de expresar que cada vida que transita en la calle es una vida que debemos respetar y cuidar. Que los caminantes son los sujetos más vulnerables en la cota cero; que las lógicas grises y veloces de la ciudad no les favorecen y que una ciudad más humana, debería ser también más divertida.

Cebra Puebla

Foto: Ari Fernando Valerdi

Se persiguen también, evidenciar los riesgos que tienen los peatones y caminantes al atravesar las calles de una ciudad, al demarcar los lugares que antes parecen invisibles llenándolos de color. Curiosamente, podría parecer que todos reconocemos un paso de cebra o marimba cuando la vemos, sin embargo, en las intersecciones y cruces peatonales, es donde más incidentes viales se generan y por lo general (por lo menos en México) suelen ser las niñas y niños, los jóvenes y los adultos mayores quienes más riesgo tienen al caminar por nuestras ciudades. Los incidentes viales suelen estar relacionados a los horarios de los centros educativos y laborales, cuando hay más peatones usando la calle. Entonces es como si, a pesar de que todos reconocemos los cruces peatonales y la necesidad de los caminantes de usar por lo menos éstos para lograr atravesar las calles, esa costumbre no nos deja asimilarlos de manera adecuada. Al intervenir el lugar y cambiar los colores, las formas, los estímulos de la superficie gris y aburrida de la calle, los peatones están más seguros y alegres de usar la calle, a la vez que los que van en vehículos, parecen apreciar el cambio, sonreír y sobretodo disminuir la velocidad para dar el paso a otros usuarios de la vía.

¿Para qué sirven las cebras artísticas, además de señalar la zona de paso peatonal?

En realidad es una asunción intuitiva, intentar responder que la pinta artística de cruces peatonales está sólo determinada al señalamiento mismo del cruce. En realidad, la estrategia de pinta de cruces no sólo responde a una necesidad de balizamiento; a pesar de que así sea entendida y asumida por muchos gobiernos.

Una estrategia de este tipo, sirve para unir comunidades, para generar escenarios de satisfacción y bienestar, para humanizar la calle, para declarar un territorio, para cuidar una ciudad. Sirve, en últimas para evidenciar que la calle es de todos, que la calle es pública, que podría tener un sentido más amplio que solamente el del transporte veloz, que podría ser un lugar lleno de color, de juego y de ciudadanos comprometidos con los procesos de la ciudad en la que habitan.

En algunos casos, la intervención sirve para cerrar alguna calle temporalmente y llenarla de vida; y en otros sirve para acercar a la ciudadanía a los procesos políticos de toma de decisiones sobre la vida en la calle.

Derive Lab 2

Foto: Dérive Lab

¿Cómo se hace una cebra artística?

Actualmente estamos trabajando en un manual que explica a detalle cómo se hace una intervención artística de cruces peatonales. Pero básicamente, para poder hacerlo se necesita:

  • Ciudadanía involucrada en el proceso de selección del lugar a intervenir.
  • Necesidad de dicha intervención y en el diseño participativo.
  • Voluntarios dispuestos a sudar, manchar su ropa y ensuciar sus tenis, listos para pintar.
  • Aliados y patrocinadores dispuestos a conseguir el recurso económico, materiales, apoyo a voluntarios, entre otros.
  • Acuerdos con representantes de gobierno para generar permisos, apoyo en el cierre de vialidades y seguridad en general para la actividad.

Mucha gente considera que este tipo de acciones se pueden hacer de manera informal; sin embargo, nosotros creemos que es un derecho y deber de la ciudadanía participar en la transformación de los conductos que el gobierno impone, pues sólo a través de los ejercicios de corresponsabilidad lograremos cambiar algo más que la superficie de la ciudad.

Cebra artística Colima

Foto: angelguardian.mx

 

Al momento de hacer la pinta de cruces, o la intervención, hemos identificado 3 maneras básicas de generar las intervenciones:

  1. 100% Comunitarias: Esta intervención es la menos costosa aunque la más divertida por la participación y camaradería, pero más dispendiosa en tiempo y organización.
  2. Técnica: Gestionando una cuadrilla que esté identificada con el diseño que se quiere realizar; así se agiliza el trazo y pinta. Este formato requiere mayor coordinación, no cuesta tanto y se ejecuta de manera rápida. La comunidad apoya y aporta, pero la responsabilidad de la intervención es asumida por un grupo pequeño.
  3. Arte Urbano: Diseños creados por artistas y diseñadores gráficos. Se requiere mucha organización, más dinero y más tiempo… pero también genera un mayor impacto por su valor gráfico y su propuesta creativa. La comunidad participa, pero la propuesta es dirigida por un artista.

A su vez, hay otros formatos y modelos de intervención, y en algunos casos se usan máquinas para generar balizamiento más perdurable. Sin embargo, una primera conclusión es que siempre es necesario involucrar a las comunidades, y siempre es necesario generar propuestas que impliquen la corresponsabilidad, la autorización o formalización de las intervenciones y el apoyo económico para su realización (presentando, estas últimas dos, los retos más claros de este tipo de intervenciones)

¿Por qué es importante involucrar a las comunidades en este tipo de intervenciones?

Es importante porque a fin de cuenta ellos son los implicados de manera directa. Las comunidades son las que, a nivel local, sufren o disfrutan de la calle, las comunidades son las que caminan, las que conocen las rutas, los riesgos; y por tanto son, además, quienes más comprometidos están con la posibilidad del cambio. Las comunidades además, quieren asumir el papel de cuidado directo y #CebrasporlaVida es una manera divertida e interesante de participar en el cuidado y mantenimiento del entorno directo y compartido de una ciudad.

Hazte Paso 3

Foto: Hazte Paso MX

¿Qué es “Cebras por la vida”?

#CebrasporlaVida busca visibilizar una problemática sin voz ni dueño en la ciudad: La ausencia de respeto, comodidad y condiciones de seguridad para caminar en las ciudades.

Es una iniciativa ciudadana que, a través de intervenciones artísticas en el espacio público (en especial sobre las vías y arroyos vehiculares), reclama por mejorar las condiciones de infraestructura y señalización, así como ir concientizando y generando una cultura que favorezca al peatón, reconociendo su lugar, la necesidad de su protección, su prioridad sobre la vía, y su dignificación como ciudadano.

Las ciudades caminables, son ciudades amables, seguras, sostenibles, desarrolladas, futuristas, innovadoras inclusivas, solidarias, mejor gerencias y mejor administradas.

¡Las Cebras son Vida!

El proyecto inició en 2013 en Colombia y en México, la iniciativa arrancó de la mano de dérive LAB, abriendo el capítulo para que los mexicanos puedan activar voces de conciencia, participación ciudadana, y gestión gubernamental alrededor de esta problemática.

 

Galería: Las cebras artísticas más bonitas de México

 

Ciudad para Todos GDL

Foto: Ciudad para Todos (Guadalajara, México)

 

 

Hazte Paso 1

Foto: Hazte Paso Mx

 

Hazte Paso 2

Foto: Hazte Paso Mx

 

...Y en otras partes del mundo

 

Foto: citylab.com

 

Foto: explosion.com

 

Foto: explosion.com

 

*Foto de portada: Intervención de la Liga Peatonal en el marco del XI Congreso Internacional de Ciudades y Transporte que se llevó a cabo durante el mes de octubre de 2015 en la Ciudad de México