La optimización de la movilidad empresarial

El enclave corporativo de la Ciudad de México ha colapsado. Expertos en transporte y movilidad han desarrollado la solución a este grave problema: la Red Óptimo.

Al poniente de la Ciudad de México crecen grandes rascacielos que albergan a importantes empresas trasnacionales; oficinas, universidades privadas, centros comerciales y opulentas zonas residenciales complementan las edificaciones que existen en Santa Fe, una ciudad que diariamente recibe a decenas de miles de personas, quienes generan kilométricos embotellamientos debido a la mala planeación de los muy limitados accesos a esta exclusiva zona.

Santa Fe pasó de ser una zona de minas de arena, a un enorme relleno sanitario, a una exclusiva ciudad dentro de la capital en poco más de medio siglo; lo que, aunado al excesivo uso del automóvil particular por parte de las clases acomodadas mexicanas y el insuficiente e ineficiente transporte público que llega a la zona ha provocado el colapso vial de la zona.

CTS EMBARQ México se ha dado a la tarea de desarrollar una red que involucre a corporativos y universidades para adoptar productos y servicios de movilidad sustentable que, en una primera etapa, buscará reducir los congestionamientos viales en Santa Fe.

Así nace la Red Óptimo, esfuerzo de los expertos en transporte de esta organización.

Gustavo Jiménez en entrevista

“Vemos que un foco muy importante es el sector privado, por ejemplo, en la zona de Santa Fe se generan cerca de un millón de viajes diarios, de los cuales, cerca de 65% son de corporativos”, explica Gustavo Jiménez, Gerente de Planeación y Operación del Transporte del CTS EMBARQ México y líder de este ambicioso proyecto.

La Red Óptimo nace buscando a empresas comprometidas con el mejoramiento de la movilidad en la Ciudad de México para agruparlas y desarrollar diferentes proyectos de movilidad sustentable.

“El objetivo es que estas empresas se sientan comprometidas a mejorar la movilidad de sus empleados, tanto a nivel personal como a nivel económico”, explica Jiménez.

La movilidad empresarial no es un tema menor, ya que, de acuerdo con Gustavo, un empleado se gasta alrededor de 30% de sus ingresos en transporte e invierte cerca de tres horas diarias para llegar a su destino. Tampoco es sencillo convencer a los directivos de bajarse de su automóvil y tomar alguna de las peligrosas rutas de transporte público que hoy existen.

“El gran reto de la red es que las compañías se sientan responsables de la movilidad de sus empleados y realicen acciones muy concretas como promover el auto compartido y el trabajo desde casa, la inclusión de horarios escalonados e, incluso, pensar en esquemas de rutas empresariales y convencerlos de no invertir tanto en el automóvil, más bien, invertir en el transporte sustentable con la entrega de pases de Ecobici (sistema de bike-sharing en la Ciudad de México) o de transporte público”, comenta Gustavo Jiménez.

El Vía Crucis diario

“La productividad está muy ligada a cómo se sienten los empleados en el trabajo – afirma Jiménez– ya que los traslados largos y congestionados provocan que los trabajadores lleguen cansados, estresados, agobiados y preocupados, reduciendo la calidad del trabajo”.

“Hay estudios que indican que la productividad baja casi 10% si estás estresado por cuestiones de movilidad”, explica.

La productividad aumenta si se fomenta que los empleados compartan automóviles o que utilicen una ruta empresarial porque una vez que están lejos del automóvil, no están gastando sus energías en esto y este tiempo es dedicado al descanso, a leer o, incluso, a estudiar o trabajar. “Si mejoras la movilidad de tus empleados, tu empresa gana”.

El objetivo es que las empresas inviertan en movilidad sustentable, mediante esquemas que, en vez de privilegiar la construcción de un estacionamiento –por ejemplo–, utilicen esos fondos para ejecutar rutas de transporte, dar incentivos de uso de transporte público, mejorar la calidad de vida mediante esquemas de trabajo en casa, entre otros.

Red Óptimo | CTS EMBARQ México

“Hay muchos retos para que los corporativos adopten la movilidad sustentable, uno de ellos es que no se pondera la magnitud que la movilidad sustentable empresarial tiene para sus empleados”.

El proyecto ya arrancó con algunas empresas de la zona, sin embargo, para que exista un cambio tangible en quienes diariamente pierden horas detenidos dentro de un auto, más empresas deben tomar el camino de mejorar la calidad de vida de sus empleados, desde la movilidad.

Y tú, ¿te imaginas ir a Santa Fe sin tráfico?

Conoce más sobre la Red Óptimo en red-optimo.org y no te pierdas sus calculadoras que te mostrarán cuánto gastas y cuánto contaminas transportándote al trabajo.