Los carros no matan ni hieren por sí solos

Cruce en Melbourne, Australia (Foto: Jes/Flickr)

Leí el artículo “La forma como hablamos de las muertes en el tráfico es totalmente equivocada” tuiteado por la Federación Internacional de Peatones y me di cuenta de lo fácil que relativizamos la muerte y las lesiones en la vía. En los titulares de los periódicos y noticieros de radio y televisión y en nuestro lenguaje común, los peatones y ciclistas son normalmente atropellados por un carro, un camión, un bus o una moto. Incluso los pasajeros se mueren por carros que se mueven solos.

Miremos algunos titulares de nuestros medios de comunicación:


Redacción El Tiempo, 8 de junio de 2017

 


El Universal, 3 de abril de 2017

 


Caracol Tunja 14 de noviembre de 2016

 


Vanguardia Liberal, 14 de enero de 2017

 


Redacción de El País, 6 de marzo de 2017

 


Caracol Noticias, 14 de abril de 2017

Todo parece normal, pero en todos estos casos, al volver a leer los textos, queda la impresión que los vehículos se mueven solos.  Algunos hablan de vehículos manejados por fantasmas. Pero decir que los carros y camiones son los que matan y hieren, es como decir que los fusiles, los cañones, las pistolas, los cuchillos u otros objetos inertes, son los que matan y hieren. 

Los objetos inanimados no actúan por su propia cuenta. Los vehículos automotores no son autónomos (bueno, no todavía, aunque en pruebas piloto ya se han registrado choques y hasta muertos. En todos los casos de las noticias listadas, los vehículos eran conducidos por un ser humano, con sus habilidades y errores. Al indicar que la muerte es causada por el vehículo y no por el conductor, de una forma sutil terminamos responsabilizando a las víctimas. 

Puede ser cierto que el ciclista o el peatón cruzó por donde no es o que el pasajero no usó el cinturón de seguridad. Pero estos errores o imprudencias no deben ser la causa de la muerte de estas personas. 

Los humanos somos falibles y, además, somos frágiles. Si morimos como consecuencia de un impacto por un objeto, lo adjudicamos a nuestro propio error. Pero en muchos casos, el atropello no es culpa del que cruza, sino del conductor del carro que se traga el pare, lleva exceso de velocidad o maneja bajo la influencia del alcohol. O de la infraestructura, que no está diseñada, construida y señalizada para proteger la vida de los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas). Normalmente el diseño es para que los ocupantes de los carros vayan más rápido. También es el caso de mal mantenimiento, que obliga a los conductores de los carros a hacer maniobras peligrosas. Es decir, el error humano, no sólo es de los imprudentes, sino también de los diseñadores, constructores y de los encargados de mantener la infraestructura vial.

En la nueva forma de entender la seguridad vial (Sistemas Seguros o Visión Cero), esto implica que todos somos corresponsables.    

Una persona en un carro está completamente protegida. La industria automotriz ha sido objeto de regulación que obliga a mejorar las condiciones de seguridad de los ocupantes del vehículo.  Mientras la protección de quienes viajan dentro del vehículo se incrementa, el riesgo para los que están afuera crece.

Por todo esto, debemos cambiar la forma como pensamos y ejecutamos los programas de seguridad vial, considerando que cometemos errores y tenemos limitaciones al impacto. Debemos priorizar a peatones, ciclistas, motociclistas y acceso al colegio (Ver “La Nueva Agenda de Seguridad Vial Urbana”). Pero no sólo eso, también debemos cambiar el lenguaje de la seguridad vial y no achacar la muerte y las heridas a carros que se manejan solos o son conducidos por fantasmas. El lenguaje sí importa.

¿Qué tal si intentamos?:

Conductor atropella a guarda y escapa en sur de Cali. El agente sufrió serias lesiones al ser arrollado, al parecer, por un taxista, según las autoridades”

Conductor de ambulancia arrolla a un transeúnte en carril de Transcaribe”

Conductor no identificado arrolló y le quitó la vida a una niña de 12 años en Tibasosa, Boyacá. El siniestro se registró en una plaza de mercado cuando al parecer un conductor al dar reversa atropelló a la menor y huyó al percatarse de lo ocurrido”

“Mueren dos personas al parecer arrolladas por un conductor no identificado. Autoridad policial está tras la pista del conductor del vehículo de carga que atropelló a dos personas y huyó del lugar de los hechos”

“Muere ciclista tras ser arrollado por un conductor de camión en Tuluá”

“El aparatoso accidente de tránsito que le costó la vida a Martín Elías. El cantante se dirigía a Valledupar cuando el conductor de su camioneta perdió el control. Autoridades manejan como hipótesis exceso de velocidad y mal estado de la vía”

No parece tan difícil y hace una gran diferencia.