¿Por qué el desarrollo urbano sustentable necesita mejor financiamiento?

James Alexander, C40; Val Smith, Citi Group; Helio Lima Magalhães, Citi Brasil; Rodrigo Rosa, C40/Rio de Janeiro; y Toni Lindau, Ciudades Sustentables de WRI Brasil

El mes pasado, líderes mundiales se reunieron para adoptar la Nueva Agenda Urbana, que busca mejorar la vida de más de la mitad de la población mundial, en Quito, Ecuador, durante la cumbre Hábitat III. Este es el siguiente paso después de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en septiembre del 2015 y del Acuerdo de París sobre cambio climático en diciembre del 2015, con lo que se busca encaminar a las ciudades del planeta a ser más incluyentes, sostenibles y prósperas.

Los alcaldes juegan un importante papel, pues en ellos está desarrollar las acciones locales que se necesitan para lograr los objetivos establecidos en París, y en la Nueva Agenda Urbana. Aun así, como pudimos ver en el lanzamiento del “Llamado a la Acción para el Financiamiento de la Infraestructura Municipal”, los alcaldes se enfrentan a muchos retos para alcanzar un desarrollo urbano sostenible, especialmente económicos. En un ambiente de presupuestos limitados, es necesario activar nuevas fuentes de financiamiento para proveer a los habitantes urbanos de servicios sustentables.

Por eso el C40, el Centro Ross para Ciudades Sustentables de WRI, y la Citi Foundation se unieron a otros líderes de finanzas urbanas sustentables en Quito para hacer énfasis en el importante rol que tienen para asegurar un futuro sustentable. Es tiempo de enfocarse en cómo los gobiernos locales y nacionales, instituciones financieras y el sector privado pueden unirse para mover los millones y millones de dólares necesarios para convertir la ambición en acción.

El discurso sobre finanzas urbanas sustentables se basa en cuatro preguntas:

  1. ¿En qué invertir?
  2. ¿Cómo pagarlo?
  3. ¿Cómo movilizar capital de inversión?
  4. ¿Cómo estructurar contratos y marcos institucionales?

La mejor respuesta a estas preguntas es que necesitamos seguir construyendo un entendimiento compartido de los retos y oportunidades para financiar y entregar mecanismos para la inversión sustentable en las ciudades.

La Iniciativa de Financiamiento para Ciudades Sustentables (FSCI) busca hacer eso.

El FCSI es un esfuerzo conjunto del Centro Ross para Ciudades Sustentables de WRI y de Citi Foundation, que busca acelerar y escalar la inversión en soluciones urbanas sustentables. Al identificar los ingredientes de los proyectos sustentables exitosos alrededor del mundo, esta innovadora alianza está ayudando a gobiernos locales y a inversionistas a desarrollar modelos de negocio que permitan a todos los involucrados pasar de la innovación a la implementación y ayudar a las ciudades a alcanzar su potencial. No sólo se trata de encontrar más fondos; los inversionistas y los tomadores de decisión necesitan nuevas maneras de compartir opiniones sobre cómo hacer que la inversión urbana sea una solución sustentable y económicamente viable.

Durante nuestro side-event en Quito, se reconoció la necesidad crítica de hacer esto junto con actores del sector privado, líderes de las ciudades e investigadores para discutir Modelos de Negocio Sustentables que logren inversiones sustentables en las ciudades, trabajando sobre los que el FSCI ya ha logrado con inversionistas y ciudades para alcanzar un lenguaje común, y crear oportunidades para colaborar.

En los últimos 12 meses, el FSCI ha tenido una serie de talleres y un Foro de Financiamiento Sustentable para ciudades, que han reunido a más de 300 autoridades y equipo técnico del gobierno, instituciones financieras y el sector privado para colaborar en modelos de negocio para soluciones urbanas sustentables.

Nuestro taller más reciente, en Sudáfrica, contó con la participación de planeadores, encargados de transporte, economistas, y directores financieros, que juegan un papel esencial determinando el camino a seguir para el desarrollo de sus ciudades. Esta fue la primera vez que estos actores de las cuatro ciudades más grandes de Sudáfrica trabajaron juntos para crear ciudades orientadas al transporte y disminuir la expansión de la mancha urbana.

En Brasil e India, estamos trabajando con actores públicos y privados para encontrar maneras de adaptar los modelos de negocios globales para el desarrollo orientado al transporte a los contextos nacionales. El potencial de transformación del desarrollo de capacidades y del diálogo informado está tomando una especial importancia en Cali, Colombia, donde una coalición está surgiendo para la primera inversión colombiana para un desarrollo orientado al transporte.

En los próximos 18 meses, continuaremos trabajando con ciudades alrededor del mundo y compartiendo nuestros resultados a través de una serie de eventos, publicaciones y de una plataforma en línea. Esta plataforma pondrá a disposición de las ciudades, inversionistas y aliados todos nuestros resultados para encontrar mejores soluciones para alcanzar la sustentabilidad. Al hacer esto, buscamos apoyar a un creciente ecosistema de gente que busca implementar la Nueva Agenda Urbana, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París para crear ciudades más prósperas, incluyentes y sustentables.

Texto publicado originalmente en el blog de C40. (Traducción: Daniel Gonikman/WRI México).