Hábitat III | Financiación innovadora, nuevas iniciativas en movilidad, la importancia de los servicios urbanos básicos y más

Simón Gaviria, Director General del Departamento Nacional de Planeación de Colombia; Ani Dasgupta, WRI; Enrique García, Presidente Ejecutivo y CEO de CAF; Rémy Rioux, CEO de AFD; Koki Hirota, Economista en Jefe de JICA. (Foto: Giulia Chistianson/WRI)

¿Cómo hacer una Nueva Agenda Urbana para todos?

¿Qué es lo que hace la gente cuando no recibe los servicios que necesita de los proveedores formales? En muchos casos, los busca por su cuenta y termina pagando cantidades exorbitantes por servicios inseguros y de mala calidad. Esto ocurre a menudo en ciudades de rápido crecimiento y poca capacidad para satisfacer las necesidades de sus residentes, muchos de los cuales se han trasladado de zonas rurales a urbanas en condiciones de pobreza.

Como se examina en el World Resources Report (WRR), proporcionar acceso seguro y asequible a servicios básicos como vivienda, energía y transporte, es esencial para crear ciudades prósperas y sustentables para todos. Y si bien no hay mejores prácticas universales, el cambio es posible, como ya muchas ciudades han demostrado. La pregunta sigue siendo: ¿cómo intervenimos el proceso para lograr una verdadera transformación?

En el marco de Hábitat III, se realizó el evento paralelo "Acciones para el cambio Post Quito", coorganizado por WRI e ICLEI, donde los participantes cuestionaron si la Nueva Agenda Urbana aborda adecuadamente los retos que presenta el WRR. Algunos manifestaron su preocupación, debido a que, si bien la Nueva Agenda Urbana reúne una variedad de temas e ideas, no responde plenamente a los retos presentados en el WRR. De cara al futuro, la comunidad internacional tendrá que perfeccionar esta visión, vincularla a otros procesos como el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible y adecuarla a los marcos legislativos nacionales para que sea realizable. Además, los líderes locales tendrán que apropiarse de esta visión, desarrollar capacidades y construir alianzas con la sociedad civil y el sector privado. Los servicios urbanos básicos como la vivienda, la energía y el transporte son esenciales para crear ciudades más prósperas y sustentables, pero es necesaria una amplia coalición entre los actores clave de todos los sectores.

Surge una nueva iniciativa para apoyar proyectos de movilidad a nivel mundial

La movilidad urbana sostenible es mucho más que simplemente nuevas e innovadoras modalidades de transporte. Las ciudades necesitan sistemas de transporte que funcionen para todos y que otorguen acceso seguro a toda la ciudad. Pero a menudo estas ideas no llegan a implementarse debido a problemas de financiamiento, limitaciones institucionales y de capacidad, así como por barreras tecnológicas.

Actualmente, el BMZ (Ministerio Federal Alemán para la Cooperación y el Desarrollo Económico) lanzó TUMI (Iniciativa Transformadora de Movilidad Urbana) con tres ejes de acción para superar estas barreras. El primer eje de acción se centrará en desbloquear el financiamiento para la infraestructura. A partir del próximo año, Alemania cambiará drásticamente su inversión en los países socios, otorgando mil millones de euros para financiar proyectos de movilidad sustentable. El segundo componente de la iniciativa se centrará en apoyar con técnicos expertos para el desarrollo de capacidades que tanto se necesitan. En tercer lugar, la iniciativa ayudará a poner en marcha proyectos piloto en 15 países pequeños y medianos, para demostrar el potencial de la movilidad sostenible con soluciones modelo.

¿Qué se necesita para desbloquear el financiamiento innovador?

En un panel en el que participaron integrantes del Club de Finanzas para el Desarrollo Internacional (IDFC) y representantes gubernamentales, se discutió un tema central de la Nueva Agenda Urbana: las finanzas y el papel de las Instituciones Financieras para el Desarrollo (IFD). Los panelistas estuvieron de acuerdo con que, para construir ciudades sustentables, es necesario que haya innovación financiera y una agenda a largo plazo que funcione en múltiples sectores.

El director ejecutivo de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) destacó que estas cuestiones son más que puramente económicas, ya que también son políticas. Con el fin de crear ciudades fuertes y resilientes, deben conocerse las necesidades de los residentes. Para planear las ciudades del futuro, dijo el Ministro de Planificación Nacional de Colombia, es imprescindible poner en primer plano a los ciudadanos. Las ciudades económicamente competitivas se derivan de su capital humano. Cuando un gobierno local tiene una fuerte relación con su gente, la planificación urbana se integra con las necesidades y expectativas de los ciudadanos. Debido a la naturaleza dinámica del proceso político, es esencial para las ciudades invertir en la innovación financiera y trabajar con actores de todos los sectores, privados y públicos, para asegurar estabilidad financiera y una alta calidad de vida. El economista en jefe de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), señaló que muchos gobiernos locales carecen de la capacidad para planear la ciudad, ya que dependen en gran medida de los recursos financieros de los gobiernos centrales, por lo que destacó la importancia del sector privado en la innovación financiera.

Los panelistas concluyeron examinando el camino rumbo a la COP22, en Marrakech, Marruecos. El director general de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) consideró que la planeación de proyectos es el principal reto de las ciudades, pues faltan proyectos financiables para fortalecer las capacidades locales. Sin embargo, las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC) que proporcionarán recursos a nivel local para el desarrollo de capacidades, serán puestas en marcha durante la COP22. Es una alianza multiinstitucional, una asociación entre países desarrollados y en desarrollo, dentro de la cual el World Resources Institute lidera la unidad de soporte.

Nota publicada originalmente en TheCityFix.com
Traducción: Jaime Reyes/WRI México