Las mejores tarjetas integradas del mundo

Las tarjetas de transporte son parte medular de los Sistemas Integrados de Transporte.

Una megalópolis como la Ciudad de México tiene el gran reto de proveer transporte público de excelente calidad para sus habitantes. Una de las soluciones más robustas es adoptar un Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) que permita articular los diferentes medios de transporte de pasajeros existentes para estructurarlos de forma confiable, eficiente, cómoda y segura. Con esto podríamos aspirar a un servicio de transporte público con altos estándares de calidad, acceso y cobertura. No es gratuito que distintas ciudades alrededor del mundo hayan comenzado a implementar sus SITP.

Entre las características básicas podemos encontrar: Integración tarifaria, de infraestructura, en la operación, con modos de transporte no motorizados (como sistemas de bicicleta pública) y una autoridad única para el sistema de transporte.

Algunas urbes han logrado interesantes avances en el tema de las tarjetas de transporte integradas; a continuación, te presentamos estos ejemplos.

Hong Kong

Este sistema, cuya tarjeta lleva como nombre Octopus, comenzó tras la creación de un consorcio formado por cinco de las principales empresas de transporte público de Hong Kong: dos operadores ferroviarios, dos compañías de autobuses y un operador de transbordadores. Su origen data de los años 70, pues fue a finales de esa década que la compañía MTR (operadora del metro) comenzó a utilizar un sistema de cobro automatizado en su totalidad. Conforme avanzó la tecnología, esta empresa buscó la forma de hacer el uso del sistema más cómodo para sus usuarios. Para 1994, MTR se unió con las otras cuatro empresas para crear la compañía Creative Star Limited, con el fin de crear un sistema de cobro unificado por tarjeta. Tres años después, la tarjeta Octopus entró en servicio en Hong Kong.

Con el tiempo, el uso de la tarjeta se ha expandido considerablemente y ahora no sólo abarca todos los sistemas de transporte público de la ciudad, sino que también se puede utilizar en una variedad de establecimientos como cines, supermercados, parquímetros y tiendas departamentales, robusteciendo el sistema y ofreciendo ventajas y estímulos para preferir el uso del transporte público sobre el particular.

Frankfurt

En este sistema, la tarifa para autobuses, tranvías, metro y trenes suburbanos está integrada, permitiendo alcanzar diversos destinos en un solo viaje, pagando una sola tarifa, aunque utilicen varios modos de transporte durante el viaje.

Existen distintos tipos de boletos y pases para este sistema, que le permiten al usuario viajar a lo largo de toda la red utilizando el mismo pase, o que bien pueden estar restringidos a rutas locales con el fin de ofrecer un costo más bajo. El sistema también ofrece distintos tipos de pase de acuerdo con la frecuencia de viaje, desde viajes sencillos, hasta pases mensuales y anuales, que le permiten al usuario realizar viajes ilimitados durante el periodo de tiempo por el que eligió comprar el pase, fomentando la intermodalidad y privilegiando la rapidez y comodidad de cada servicio.

Londres

Es quizá uno de los sistemas de transporte público más reconocidos en el mundo, con el famoso “tube” y el icónico Routemaster ─el famoso autobús rojo de dos pisos─. No sorprende entonces, que sea uno de los mejores sistemas de transporte público en el mundo. Con su tarjeta inteligente, la Oyster Card, se puede viajar en todos los modos de transporte que funcionan dentro de las once zonas tarifarias que componen el sistema londinense; desde autobuses, metro, tren ligero, tranvía y sistemas de tren suburbano, hasta viajes en trenes de la red nacional. Asimismo, se puede viajar en algunos servicios de transporte marítimo en el Támesis y en el teleférico Emirates.

Buenos Aires

El Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) fue lanzado en el 2009 por el gobierno federal, con el fin de facilitar el acceso a los sistemas de transporte público de la nación. Implementado inicialmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires, desde su concepción se planeó su adopción en todas las zonas metropolitanas del país y ya se encuentra en operación en otras localidades, como las ciudades de Neuquén y Santa Fe. Con esta tarjeta se pueden pagar viajes en autobús, metro, trenes, y peajes en las autopistas Acceso Norte, Acceso Oeste y Autopista Buenos Aires-La Plata.

Vancouver

Esta ciudad canadiense figura frecuentemente en las listas de las ciudades con mejor calidad de vida, en parte gracias a su ejemplar sistema de transporte público. Hace un año, después de un periodo de prueba de dos años, se lanzó la Compass Card. Esta tarjeta se puede utilizar en toda la red de transporte público de Vancouver incluyendo trenes suburbanos, autobuses, el metro y el ferry, con lo que ha obtenido una rápida adopción por parte de los usuarios de la red, pues el 100% de los usuarios que cuentan con un pase mensual de transporte la utilizan, mientras que ya es utilizada también por el 95% de los usuarios con otros tipos de pase.

 

Un largo camino por recorrer

Hace dos años, con la promulgación de la Ley de Movilidad local, se estipuló por primera vez en un documento oficial la importancia de tener un Sistema Integrado de Transporte, así como la necesidad del mismo como uno de los principios bajo los que se regirán las políticas de movilidad en la capital del país. Pero el camino hacia un Sistema Integrado de Transporte comenzó casi 10 años antes, con el lanzamiento de una tarjeta inteligente para los usuarios del Metro de la ciudad en el 2005. Sin embargo, no fue sino hasta el año 2012 que se lanzó la Tarjeta del Distrito Federal, con la que se dio el primer paso formal hacia un SIT en la ciudad, pues en el día de su lanzamiento la tarjeta podía ser utilizada para realizar el pago de la tarifa de Metro, Metrobús y Tren Ligero. Un año después del lanzamiento de la tarjeta, en octubre del 2013, fue adoptada por el sistema de bicicleta pública Ecobici.

La Tarjeta del DF fue un paso importante, sin embargo, aún queda mucho por hacer para lograr un Sistema Integrado de Transporte completo en la Ciudad de México, entre otras cosas, extender el uso de la tarjeta a todos los modos de transporte público en la ciudad y zona metropolitana, así como la homologación de tarifas que permita a los usuarios realizar viajes multimodales sin tener que realizar varios pagos.