Serie Movilidad Disruptiva | Mensajería colectiva contra el exceso de autos en las ciudades

Mensajero de EnRuta en camino a hacer una entrega. (Foto: Especial).

Los grandes problemas de las ciudades no se pueden resolver desde una sola visión. Por esto, CTS EMBARQ México ha impulsado el desarrollo de nuevas ideas que ayuden a mejorar la forma en la que nos movemos en las ciudades. Después de un intenso proceso de incubación, CTS EMBARQ México y NUMA presentan a la primera generación de seis emprendedores que, con sus ideas y el apoyo de ambas organizaciones, serán un importante eslabón en la construcción de ciudades en 3C (mejor conectadas, más coordinadas y más compactas). En una serie de seis textos te presentaremos estas historias de innovación y emprendimiento.

El servicio a domicilio hace varios años que dejó de ser exclusivo de pizzerías y restaurantes de comida rápida; actualmente se puede pedir desde un medicamento hasta piezas especializadas, incluso, podemos pedir que recojan algún documento o las llaves que olvidamos. El mercado es competido y la especialización de los servicios de mensajería ha provocado que la creatividad sea el arma favorita de quienes buscan emprender en este sector.

Así surge EnRuta, una start-up que ya cuenta con 10 empleados y emprendió una nueva forma de hacer envíos de forma más eficiente, sustentable y económica. Para esto, Julio César Ramírez tomó la empresa de mensajería tradicional que había creado Ericka Toxtle y, entre los dos, la transformaron en lo que hoy es EnRuta.

De por sí esta ciudad (Ciudad de México) es un completo caos y muchos de los traslados en auto son de mercancías por lo que estamos generando muchísimo tráfico. Usar un coche para entregar algo que se te olvidó tiene muchas implicaciones de tiempo, combustible, tráfico… Nos enfocamos en ver cómo podemos mejorar o hacer más eficiente el traslado de mercancías.

“Traía la idea de convertir la mensajería común en algo más adaptable a las necesidades de hoy en día y vimos un gran vacío porque la mensajería se reduce a tomar la mercancía y entregarla; queríamos hacerlo más dinámico, notamos que los mensajeros tenían muchos tiempos muertos y quisimos hacer más eficiente el negocio”, afirma.

En sus propias palabras, este proyecto “es una start-up de mensajería con una plataforma para compartir mensajeros”. Julio asegura que los comercios “requieren un servicio a domicilio, pero es muy caro tener mensajeros. Nosotros hacemos el servicio a domicilio, pero los negocios comparten al mensajero con otros negocios de su zona; empatamos rutas y entregas para que en un solo envío se puedan cubrir varias entregas y disminuir la cantidad de motos y mensajeros que tenemos en la calle”.

El valor agregado

La diferencia de EnRuta con los servicios de mensajería tradicional es, justamente, que los mensajeros son compartidos entre varios comercios, lo que reduce los costos de distribución y tiempos de entrega a la vez que reducen la cantidad de vehículos en las calles y, por ende, reducen la cantidad de emisiones de gases contaminantes; además de hacer más accesible el servicio a domicilio para pequeños comercios. Es importante mencionar que, por la dinámica del proyecto, entre más clientes tengan, será más barato para todos.

Iniciaron el largo proceso de emprender en agosto de 2015 “y aún nos falta muchísimo”, agrega Julio; sin embargo, actualmente EnRuta ya cuenta con dos clientes (una cadena con 16 restaurantes y una empresa del sector farmacéutico).

Sin embargo, Julio confiesa que se encuentran en el proceso de optimizar un algoritmo que les permita generar las mejores rutas automáticamente, ya que al día de hoy lo hacen de forma manual; además de terminar el desarrollo de su aplicación para teléfonos inteligentes que permita solicitar sus servicios de forma sencilla desde cualquier móvil con conexión a internet.

En cinco años nos veo trabajando en otras ciudades del país y en 10 años en otras ciudades del mundo; hemos visto que Brasil y Colombia también tienen problemas del servicio de mensajería; Latinoamérica es nuestro mercado.

Smart money o cómo el proceso de incubación ayuda a tener metas claras

El dinero inteligente no se refiere a billetes o monedas, sino a manera más inteligente de invertir tiempo y esfuerzo con un objetivo claro. Para Julio, este concepto fue lo más importante durante su periodo de incubación intensiva con NUMA y CTS EMBARQ México. “Una de las cosas que aprendimos fue la parte de reducir el número de vehículos, pero no sólo por sacarlos de las calles y ya, sino hacerlo de una manera funcional. Gus (Gustavo Jiménez, Gerente de Planeación y Operación de Sistemas de Movilidad en CTS EMBARQ México) nos ayudó mucho a entender la importancia de cuidar las emisiones de CO2, también nos mostraron que un sistema peer-to-peer con el que quisimos arrancar, no era viable para nuestro enfoque”.

Julio también menciona que fueron de gran ayuda los consejos que recibieron por parte del equipo de Seguridad Vial de CTS EMBARQ México. “En la parte de prevención de hechos de tránsito, sobre cómo prevenirlos y no sobre cómo actuar cuando ya ocurrieron; son de esas cosas que a uno no se le ocurren”. Asimismo, la parte enfocada en el negocio –a cargo de NUMA–, en la viabilidad económica, les permitió madurar la idea rápidamente. “Es crear algo que realmente sí tenga una proyección y tenga fundamentos”.

Confianza en tu proyecto

Julio asegura que lo más difícil de emprender es “que realmente confíes en tu idea. A nosotros nos pasó que nos cerraron en la cara muchas puertas; y eso te tira porque crees que tu proyecto no sirve y retomarlo para volver a tocar puertas es lo más complicado”. Incluso dos incubadoras los “batearon” por diversos motivos. También confiesa que a los negocios les cuesta trabajo creer en su proyecto porque no tienen al mensajero todo el día en su local.

Pese a estos problemas, hoy EnRuta tiene más de 3 mil seguidores en redes sociales y el proyecto continua creciendo.

Se me sale la lagrimita cuando veo pasar a un mensajero de EnRuta, es bonito.

Actualmente los seis proyectos están siendo medidos y se están analizando sus resultados para conocer las áreas de oportunidad.

 

En la próxima entrega, entrevistaremos a los emprendedores detrás de Bussi.