Las nuevas formas de movernos

Foto: Daniel Welch | Flickr

Los 16 años del nuevo milenio se han caracterizado por un impresionante avance tecnológico; cada año, los avances son abismales y permean en todas las áreas en las que se involucra el ser humano; desde tecnología para viajar al espacio hasta la que nos ayuda a movernos por nuestra ciudad.

Con más de 54 millones de mexicanos con acceso a internet (más del 51% de la población), esta tecnología se posiciona como una de las más importantes en el país; además, gracias a este nivel de uso, las tecnologías de la información ocupadas para temas de movilidad y transporte están viviendo un crecimiento sin igual.

El nuevo paradigma

La movilidad disruptiva consta de ideas que, con un gran componente de creatividad y tecnología, buscan mejorar la forma en la que nos transportamos con el objetivo de optimizar la productividad al tiempo que aumenta la calidad de vida de los ciudadanos que deciden utilizar estas plataformas para sus trayectos. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la disrupción se refiere a una “ruptura o interrupción brusca” que, en este caso, se aplica a esos cambios abruptos generados por las innovaciones tecnológicas enfocadas en la movilidad.

Si bien es importante y prioritario que el Estado continúe mejorando el transporte público y la infraestructura peatonal y ciclista en las ciudades, también es cierto que gran cantidad de los viajes realizados son hacia o del lugar de trabajo, por lo que el nuevo paradigma de movilidad también considera a las empresas como responsables de mejorar la movilidad de sus colaboradores.

Como lo menciona la Red Óptimo, cuando una empresa se enfoca en mejorar la movilidad de sus empleados, no sólo reduce sus tiempos de traslado, sino que mejora su productividad y aumenta su calidad de vida al tener más tiempo para realizar sus actividades personales; tiempo que actualmente se pierde en atascos.

Asimismo, en CTS EMBARQ México sabemos que la Movilidad disruptiva también es un nicho de oportunidades laborales, tanto para emprendedores como para personas que podrían conseguir un trabajo estable en alguna de estas nuevas empresas.

Innovación constante

Desde 2014, el impulso generado por las nuevas tecnologías aplicadas a la movilidad provocaron una serie de reacciones; entre ellas, los primeros esbozos de lo que hoy conocemos como Red Óptimo, un esfuerzo que pretende promover la movilidad sustentable de los empleados de zonas empresariales para mejorar su calidad de vida y aumentar su productividad a través de soluciones novedosas.

Ya en 2015, la Red Óptimo comenzó a crecer al tiempo que se lanzaba la convocatoria para que CTS EMBARQ México apoyara a emprendedores con ideas innovadoras sobre movilidad mediante un proceso de incubación intensivo que actualmente se lleva a cabo con ocho start-ups con el apoyo de NUMA (antes Venture Institute).

La tecnología ha simplificado muchos aspectos de nuestras vidas, ahora el transporte también se suma a este nuevo paradigma en el que la innovación y la tecnología son actores fundamentales para el desarrollo de mejores formas de movernos en las ciudades.